Guía de Transformaciones Estéticas
medicina estética

Peelings, de cara al verano

Los adelantos de la Medicina Estética hoy permiten realizar tratamientos antiage, no invasivos, que se pueden realizar durante los meses de calor, rejuveneciendo nuestra imagen, sin riesgos de que el sol deje impresas manchas, marcas o descamaciones. Queremos mostrarte algunas opciones.

Finalmente llegan las vacaciones: la fiaca sobre una reposera, los chapuzones en el mar, la arena, el sol. Claro que hoy sabemos que ya no es posible “lagartear” de un modo indiscriminado cara al sol. Además de que hoy en día hay más conocimiento de los perjuicios que acarrea el exceso de exposición solar, la baja protección de la capa de ozono tampoco ayuda. Y, justamente, el bronceado no es otra cosa que la respuesta defensiva de la piel a esa radiación que sabe que la daña. Desde Centros B&S nos explican que es necesario una exposición solar responsable. ¿Qué significa esto? Que es imprescindible exponerse al sol con protector solar, lentes para el sol y, lo más importante, en horarios específicos, es decir no hacerlo entre las 11 hs y 16 hs. Durante ese período permaneces a la sombra. Conviene no exponer la cara por el riesgo al fotoenvejecimiento. El sol, sin embargo, tiene sus beneficios para nuestra salud, especialmente los rayos UV que ayudan a producir vitamina D en la piel. Esta vitamina es muy importante para la mineralización de los huesos, al favorecer la absorción en el intestino del calcio y el fósforo y evitar su pérdida en el riñón. Por lo tanto, con exponer durante 15 minutos el antebrazo al sol está cubierta la cuota de vitamina D que nuestro organismo necesita, explican los especialistas.



Peelings de verano

Nos explican que el llamado “fotoenvejecimiento cutáneo”, también denominado "envejecimiento actínico", "fotodaño" o "envejecimiento prematuro" causado por radiación ultravioleta (que se diferencia del envejecimiento cronológico que depende de factores genéticos) se caracteriza por una intensa deshidratación cutánea, la pérdida transcutánea de agua, la aparición de manchas y pérdida de funcionalidad y elasticidad de las fibras de colágeno y elastina, produciéndose así un “encogimiento” en la piel; este proceso es mediado por la formación de radicales libres. Consecuencia: surgen las arrugas, los problemas de pigmentación, la sequedad de piel, la aparición de rugosidades y la fragilidad. El modo de reparar esta piel es mediante un peeling de verano. ¿Para qué sirve? Para ayudar a mejorar la apariencia, la luminosidad y la tersura de la piel en un momento del año en que se suele exponer la piel al sol. Pensar que los peelings son enemigos del sol, es idea del pasado. Los tratamientos actuales utilizan fórmulas totalmente orgánicas que le proveen vitaminas a la piel y actúan como aliados antiage, sin causar ningún riesgo bajo las radiaciones. Un peeling de verano debe ser no invasivo, ni irritativo ni fotosensibilizante. Los peelings estivales más aconsejables son:



Peeling con punta de diamante. Se realiza una exfoliación superficial. Luego de cada sesión se colocan máscaras mezcla de ceramidas y ún gel descongestivo, o incluso de las dos sustancias, y se realizan masajes estimuladores de circulación. Una máscara de caviar puede servir para restaurar la piel después de la exfoliación. Se intercalan sesiones de mesoterapia facial o mesolifting, ideales para tratar la piel desde adentro con productos como el Ácido Hialurónico, la vitamina C que es un potente antioxidante. ADN –ácido desoxiribonucleico- que por su efecto regenerador devuelve a la piel su color, luz y vitalidad, dejándola normalizada, tonificada y rejuvenecida. También humecta a la vez que nutre el cuero cabelludo.


Peeling enzimático. Es un Peeling para ser usado en épocas del año con altas temperaturas. Está compuesto por enzimas proteolíticas, enzimas queratolíticas, tiene propiedades regeneradoras, humectantes, reestructura las capas más externas de la piel, sin producir ardor ni eritema. Es un tratamiento útil por sí mismo o como coadyuvante de otros, especialmente en verano.