» ellos también
Ginecomastia,
una cuestión masculina
La ginecomastia es un exceso de grasa que se concentra en la zona del pecho masculina y simula una mama femenina. Tras descartar enfermedades, la Cirugía Plástica propone soluciones: Laserlipólisis y resección glandular. Veamos de qué se trata.
 

A veces los hombres concentran un exceso de grasa en la zona del pecho que simula una mama femenina. El nombre científico de este problema es ginecomastia, que deriva del griego y significa “mamas femeninas”, nos explica el Dr Guillermo Blugerman, director de Centros B&S.

No se conocen a ciencia cierta sus causas, pero se sabe que algunas condiciones médicas y algunas drogas (incluidas la marihuana y el alcohol) pueden contribuir al desarrollo de mamas en el hombre.

Es una cuestión más común de lo que se cree: se calcula que puede afectar a cerca del 50

Se calcula que puede afectar a cerca del 50 por ciento de los hombres de más de 50.

por ciento de los hombres de más de 50 años. Se trata de un problema básicamente estético que puede provocar inhibiciones a la hora de usar remeras o de andar en traje de baño.

La consulta médica

 

Ante este problema, muchos hombres no saben a qué especialista consultar. Es una idea sensata consultar con un cirujano plástico porque podrá descartar causas orgánicas como, por ejemplo, algún mal funcionamiento hepático, tumores o consumo de medicación que contenga estrógenos o anabólicos. Evidentemente, en caso de ser necesario, habrá una derivación al especialista apropiado.

Incluso puede ocurrir que se indique una mamografía no sólo para descartar una muy rara posibilidad de un cáncer (siempre es mejor sacarse los peores fantasmas de la cabeza lo antes posible), sino que fundamentalmente ayudará al cirujano a determinar la composición de esas mamas: el porcentaje de glándula y de grasa existente. 


antes y despues

Cortar por lo sano 

Cuando se trata de exceso de tejido graso, el mejor modo de tratarlo suele ser mediante una Laserlipólisis Ò. Es la técnica más innovadora en modelación corporal. Utiliza la luz producida por una fuente láser y destruye las células adiposas transformándolas en una emulsión oleosa que luego es absorbida por el organismo o drenada mediante una suave succión.

Las incisiones de la Laserlipólisis Ò, que miden entre 3 y 4 milímetros, quedan ocultas en la axila.

Si la causa es un exceso de tejido glandular –señala Blugerman-, puede ser necesario combinar Laserlipólisis Ò con una resección glandular durante la cirugía o en un segundo

Las incisiones de la Laserlipólisis miden entre 3 y 4 milímetros y quedan ocultas en la axila.

momento. Si fuera necesario retirar tejido glandular, se realiza una pequeña incisión en la tetilla que, debido a la elasticidad de la piel de esta zona, le permite al cirujano extraer el exceso sin dejar cicatrices visibles.

La intervención se realiza con anestesia local tumescente ¿Qué es? Lidocaína que se diluye en grandes volúmenes de suero estéril. Esta técnica ayuda a que la intervención sea menos riesgosa y la recuperación, más rápida. 

El después 

Luego de la operación, y durante los dos días siguientes, está prohibido manejar, por lo que se recomienda que alguien acompañe al paciente el día de la cirugía.

Tampoco se pueden hacer ejercicios o trabajos pesados por dos o tres semanas.

Durante los primeros días pueden sentirse algunas molestias que son controladas con la medicación que prescribe el cirujano.

Sobre la zona que fue tratada es necesario usar una faja o camiseta elástica compresiva para que los tejidos se retraigan y readapten a la nueva situación.

¿Y qué más? Nada, a sentirse bien, mejor. A disfrutar. 

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios