» medicina estética
Accent Lift:
plancha la piel
El tratamiento Accent Lift, de última generación, es un sistema de radio frecuencia para combatir la celulitis - piel de naranja- y la flaccidez corporal. Ideal para aplicar en los muslos, glúteos, abdomen.
 

Este novedoso sistema mínimamente invasivo, con tecnología Accent de última generación,  es ideal para tratar la flaccidez, reducir la celulitis, alisar la piel, promover la formación de colágeno, activar la circulación y favorecer el drenaje linfático.

La flaccidez se produce por el deterioro de las fibras de elastina y colágeno de la dermis, responsables de mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

Para flaccidez del rostro o del cuello.


Vale aclarar que es un tratamiento indoloroso y progresivo.

¿Cuándo está indicado? Es un tratamiento adecuado para problemas de flaccidez del rostro, del cuello y corporal. Los mejores resultados se ven en abdomen, cara interna de los muslos, glúteos.

Es ideal para casos de flaccidez, celulitis, celulitis fláccida y celulitis edematosa (es la que combina flaccidez con algo de retención de líquido).

¿Qué es?

Es un sistema de radio frecuencia que tiene la novedad de actuar con dos dispositivos:

  • Unipolar: trabaja en las zonas críticas en un nivel profundo, en la dermis profunda. Actúa sobre las fibras y crea colágeno y elastina, tensándolas. Así se reducen los tejidos grasos.
  • Bipolar: actúa en un nivel superficial, externo, logrando mayor firmeza en la piel.

Cómo se trabaja

Primero, el médico especialista en estética coloca un aceite sobre la piel por donde se aplicará el dispositivo Accent Lift. Luego, calienta con precisión la capa profunda de la piel (dermis), y también  la capa externa (epidermis).

Después, se realiza una primera  pasada con el dispositivo unipolar en las zonas críticas y luego otra más general con el bipolar, que es más superficial, como para hacer un acabado de trabajo.

Se recomiendan entre cuatro y diez sesiones.

La radio frecuencia actúa armando una especia de red entre las fibras de elastina y de colágeno y, como consecuencia, se tensa la piel. Además, mueve las moléculas de grasa y agua y provoca calor;  ese calor tensa las fibras.

El paciente siente algo de calor que, mediante un termómetro digital, se va controlando. Este calentamiento favorece el drenaje linfático que permite disminuir los líquidos y toxinas en los que se encuentran embebidos los adipocitos del tejido afectado por la celulitis.
Queda cierto enrojecimiento en la zona, que desaparece paulatinamente a lo largo de unas horas.

Cuánto dura el tratamiento

La duración depende de cada paciente, del grado de flaccidez y de la zona a tratar.
Se recomiendan entre cuatro y diez sesiones con intervalos de quince a veinte días, según la indicación del médico y de acuerdo a cada caso.

No duele, es progresivo y es no invasivo

Es importante que entre cada sesión  haya un paréntesis de entre dos  O tres semanas para que se afiance el nuevo colágeno creado.
Cada sesión dura entre treinta minutos y dos horas, de acuerdo al problema.

Las ventajas

Es el único tratamiento que permite usar los dos tipos de intensidad y actuar sobre las dos capas de la dermis, profunda y superficial.

Además, se diferencia de otros procedimientos con radio frecuencia en que sólo se siente algo de calor, que es controlado.

No hace falta hacer reposo una vez terminada cada sesión.

Envíanos tus consultas / comentarios:

nombre y apellido*

e-mail *
consulta*
los campos marcados con * son necesarios